Oracle recurre en el litigio que mantiene con Google y Android

El combate en los juzgados que mantienen Google y Oracle desde hace mucho tiempo sigue en pie. La última novedad de un caso que parece no acabar nunca es que Oracle abandona las demandas por patentes, sabiendo que iba a ser un caso perdido. Sin embargo, se centra en la violación de copyright, que tiene mucho más peso. De esta manera, centrará todos sus esfuerzos en el caso que les parece más importante y del que pueden obtener mayor beneficio.

De esta manera, Oracle quiere centrar la apelación en la defensa de sus APIs que, según ellos, Google copió en parte y debería ser sancionado por ello. Aun así, todo empieza a complicarse si analizamos a fondo qué protege una patente y qué protege el copyright:

  • Las patentes protegen una función o característica, como se ha visto en el juicio de Apple contra Samsung. Se encargan de proteger funcionalidades que no existían, con el fin de incentivar y dar seguridad a la innovación.
  • Por otro lado, el copyright protege una obra en su totalidad. No se aplica a funciones específicas sino al conjunto y su representación final en forma de obra. Con el copyright estamos protegiendo un producto acabado, como puede ser un disco de música o un videojuego, para que el autor sea el beneficiario del mismo.

Y aquí es donde viene el problema para Oracle. Por un lado, la propia ley estadounidense al respecto de copyright (Copyright Act) determina que “en ningún caso la protección por copyright de la autoría un trabajo original puede extenderse a una idea, procedimiento, proceso, sistema (…) independientemente de la forma en la que sea descrito, explicado, ilustrado o expresado en esa obra“. Esto, en un principio, derrumba el recurso que presenta Oracle, ya que lo que Google ha utilizado es una funcionalidad, en este caso, las APIs y su manera de integrarlas. Por otro lado, tampoco es defendible a través de patentes, que sería el único modo que tendría Oracle de sacar beneficio de Android en el litigio. Dicho esto, el alegato de Oracle es que “para violar el copyright de un API basta con copiar parte de la funcionalidad del mismo“. Parece insostenible ante los hechos, pero serán las cortes estadounidenses las que decidan.

Mientras tanto, el mundo observa. El futuro del copyright de APIs depende de este juicio. Habrá que esperar para saber el resultado del mismo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s